Cuerpo de Acólitos

En los comienzos de esta Hermandad, en 1993, siempre estuvo en mente por parte de la junta de gobierno fundacional la creación de un cuerpo de acólitos que ayudara a servir en los cultos de nuestra Hermandad, principalmente en los más importantes: Función de Regla, Festividad de María Santísima de la Encarnación, Festividad del Santo Nombre y en la Estación de Penitencia. Dando a éstos una solemnidad sin precedentes dentro de los cultos de las cofradías en nuestra localidad.

 

Como toda cosa que se extingue, prácticamente se pierde la costumbre en la localidad. Así los comienzos no fueron fáciles pero, gracias a Don Manuel Orta, Consiliario de Honor de nuestra Hermandad se fue componiendo el cuerpo de acólitos por chavales pertenecientes al Grupo Scout San Juan de Ávila que por aquellos años formaban parte de la Hermandad en estos primeros años de la cofradía y a los que se les enseñaba todos los pasos de la Liturgia.

En un principio las dalmáticas y ciriales que se utilizaba eran los que existía en el templo de la Encarnación para la celebración de los cultos internos ya que para la Estación de Penitencia se solicitaban a distintos templos montillanos tanto dalmáticas como ciriales.

 

 

Con el paso de los años la Hermandad encargó un juego de 8 dalmáticas en brocado, terciopelo negro con doble galón en oro y con el escudo de la Cofradía bordado en oro en la parte delantera y en la trasera también bordado el escudo de la Compañía de Jesús, así como una dalmática para el pertiguero en terciopelo negro con los dos escudos anteriormente descritos bordados en oro. Todas ellas realizadas en los talleres de Doña Carmen Checa. Igualmente se adquirió en los talleres de orfebrería de don Antonio Santos un juego de 4 ciriales en metal plateado personalizándose estos mismos con distintos escudos como son el de la Hermandad, Santo Nombre de Jesús, el sello de San Juan de Ávila y la concha de San Francisco Solano; de el mismo modo se adquirió dos incensarios así como el medallón del pertiguero y su correspondiente vara con la que éste da las órdenes al resto del cuerpo.

Cabe destacar que nuestro cuerpo de acólitos formado en su totalidad por nueve personas con edades comprendidas entre los 15 a 20 años pertenecen a una de las partes más activas de la Hermandad como es el grupo joven . Su impronta de seriedad en las celebraciones transmite unos aires de solemnidad gracias a su constante formación en la liturgia sobre todo en los cultos internos de la Cofradía, pero donde se puede apreciar con todo su esplendor es en actos destacados: Solemne Función de Regla, recibimiento a las Cofradías que pasan por nuestra Sede Canónica y el Viernes Santo iluminando e incensando el paso de nuestra Cofradía. Así pues uno de los objetivos de nuestra Cofradía es impulsar la formación de este grupo, ofreciéndoles el apoyo incondicional por parte de la junta de gobierno y brindándoles oportunidades para que puedan aprender los distintos aspectos formativos y litúrgicos necesarios para desempeñar su labor con la mayor brillantez y solemnidad posible, y esta labor no es otra que la de servir a la Cofradía.

Para consolidar este cuerpo de acólitos y aumentar su participación en los cultos de la Hermandad solicitamos tu colaboración. Por ello, todo aquel hermano, mayor de 14 años que quiera integrarse en este cuerpo de acólitos, puede contactar con el Grupo Joven a través del correo electrónico secretaria@sagradodescendimiento.com, a través del Vocal de Cultos de la Hermandad o bien rellenando el siguiente documento: