Ejercicio de las Cinco Llagas

Desde el pasado año, la Vocalía de Cultos de nuestra Hermandad viene realizando el rezo del Ejercicio de las Cinco Llagas en Honra, Memoria y Veneración de Nuestro Señor Jesucristo en su Sagrado Descendimiento durante los cinco viernes de Cuaresma.

La devoción por las cinco llagas fue iniciada por San Francisco de Asís que según la tradición estando en éxtasis recibió directamente del Crucificado estos estigmas en su propio cuerpo. Es una expresión devocional que hace referencia a las cinco heridas que recibió Jesús en su crucifixión. Estando vivo le fueron infligidas las perforaciones de ambas manos y pies practicadas por los clavos que lo unieron a la cruz; y una vez muerto y como modo de asegurarse de su fallecimiento, recibió la herida en el costado derecho, practicada con la lanza de Longinos.

Teológicamente, el culto a las llagas recuerda la dimensión humana de Cristo al mostrarlas como emblema de su sufrimiento. Vinculan a Jesús con el Antiguo Testamento, ya que lo presentan como el cordero llevado al matadero de la profecía de Isaías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.