El Vía Crucis

El Vía crucis es seguramente la más antigua y la más hermosa de las devociones populares, con las cuales se ha hecho posible la meditación del evangelio de la pasión.

Cuando se habló en el siglo IV del hallazgo de la cruz de Cristo, los peregrinos que llegaban a Jerusalén se encontraron ya con una tradición establecida que ligaba con determinados lugares los acontecimientos más importantes de la pasión del Señor. El peregrino hacía este recorrido para recordar piadosamente los principales hechos allí acaecidos.

“Vía crucis” son dos palabras latinas cuyo significado podría traducirse como “camino de la cruz”. Condenado a muerte y cargado del madero, que había de ser el instrumento de nuestra redención, Jesús hizo este itinerario de dolor desde el pretorio de Pilato hasta el monte Calvario (Mt 27, 22-61; Mc 15; Lc 23; Jn 19). Era el primer Viernes Santo.

Hoy, el recuerdo entrañable de estos momentos de la vida de Jesús se ha convertido en oración. El Vía crucis consiste en seguir espiritualmente este mismo trayecto, deteniéndose ante 14 escenas o estaciones para meditar los sufrimientos de Jesucristo y unirse interiormente con Él.

La estructura actual de las catorce estaciones tomó forma en el siglo XVIII, pero siempre había existido un margen de flexibilidad en esta oración.

El Vía crucis tradicional es un ejercicio devocional que combina la imagen y la idea, la acción exterior y la disposición interior, la verdad histórica y la creación del espíritu religioso.

Invitamos a todos los hermanos de nuestra corporación y a todos los montillanos a vivir este “camino de la cruz” en nuestra capilla del Sagrado Descendimiento, en el Vía Crucis Parroquial de hoy viernes 23 de Febrero a las 21,00 horas con el rezo del Santo Rosario media hora antes.

 

Publicado en Actualidad, Cultos, Evangelización y etiquetado , , , .