Santa Misa de Hermandad

El próximo viernes, día 25 de Mayo, se celebrará la Santa Misa de Hermandad en nuestra Capilla del Sagrado Descendimiento, dando comienzo a las 21.30 horas. Será recedida por el rezo del Santo Rosario a las 21.00 horas.

En este mes de Mayo, estará dedicada a los hermanos que han recibido su Primera Comunión el presente año, haciéndolos partícipes en el acto que da sentido a nuestro ser Cristiano como es la Eucaristía.

El Ayuntamiento de Montilla inicia los trámites para nombrar a San Juan de Ávila hijo adoptivo

En el día de ayer, viernes 11 de mayo, mediante Decreto de Alcaldía, se inició el expediente para declarar a San Juan de Ávila, Cotitular de nuestra Hermandad, hijo adoptivo de Montilla. Este anuncio lo ha realizado el máximo edil montillano con motivo de la recepción ofrecida en el Ayuntamiento al Arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, que ha visitado la ciudad con motivo de la festividad de San Juan de Ávila.

Dicho nombramiento se enmarca dentro de la celebración, durante el próximo año 2019, del 450 aniversario de la muerte del Maestro Ávila, que acaeció en Montilla el 10 de mayo de 1569.
lo

Festividad de San Juan de Ávila

Hoy, 10 de mayo, celebramos la Festividad de nuestro Cotitular, San Juan de Ávila. De manos de nuestro vocal de Cultos y Evangelización, Juan Antonio Jíménez Gómez, nos acercamos a la figura del Doctor de la Iglesia y Maestro de Santos.

El título de “Maestro” o “Padre Maestro” le ha acompañado siempre. Ni siquiera desapareció cuando lo proclamaron beato o lo inscribieron en el catálogo de los Santos. El título de “Maestro” o “Doctor” entraña una relación directa a la doctrina que enseñó. Una doctrina, a decir de los especialistas, eminente, universal y de gran actualidad.

“Pocos doctores de la Iglesia han tenido tanta influencia como él”, afirman sus comentaristas. En el siglo XVIII, el cardenal Astorga, arzobispo de Toledo, escribe al Papa Clemente XII en estos términos: “A las prendas del Padre Ávila se ajusta la idea de una Santo Padre Doctor de la Iglesia”.

El Papa León XIII lo señala entre “los excelentes pregoneros de la suprema Verdad, sabiduría y santidad… a quien se reconocía el sobrenombre de Maestro”.

San Juan de Ávila ha sido estudiado, principalmente, como maestro de vida espiritual en los estados de vida sacerdotal y consagrada, pero su doctrina y maestría se extiende a todas las facetas de la vida cristiana, como se aprecia en la lista de los destinatarios de sus cartas y los oyentes de sus sermones. En todos sus escritos se manifiesta su rica personalidad, la amplitud de sus conocimientos teológicos, el dominio de la Sagrada Escritura y de la mejor Patrística.

En la Bula por la que se decretan los honores de los santos al beato Juan de Ávila, Pablo VI subraya que “fue amigo y padre en Cristo de muchos hombres de toda condición, nobles y humildes, sacerdotes y seglares; ellos fueron el consuelo en sus trabajos, obras y penas. Al mismo tiempo le unía una estrechísima amistad con los santos: Juan de Dios, Francisco de Borja, Pedro de Alcántara, Ignacio de Loyola, Juan de Ribera, Tomas de Villanueva, Teresa de Jesús. Entre ellos gozó de gran estima; en especial Teresa de Jesús.

El papa Juan Pablo II nos recuerda que San Juan de Ávila “nos enseña que hay una cultura del espíritu de la cual mana la serenidad y clarividencia necesarias para abordar las mas intrincadas situaciones personales y pastorales, ayudando a distinguir los aspectos efímeros y superficiales de aquellos que enseñan lo que verdaderamente dice el Espíritu a la Iglesia de hoy”.

La Conferencia Episcopal Española lo presenta como “sabio maestro y consejero experimentado”.

Y ello, como escribe Fray Luis de Granada al final de su biografía del santo Maestro, lo hacía sin “perder del todo la unión de su espíritu con El, procurando conservar la quietud interior del ánima entre la variedad y mansedumbre de los negocios del cuerpo, que es obra de varones perfectos”.

Juan de Ávila, maestro, santo y doctor de la Iglesia universal. Sin otro título y otra pasión que la de ser sacerdote secular.

 

Cruz de Mayo infantil

En la mañana del pasado sábado, 5 de mayo, tuvo lugar el 63 aniversario del desfile procesional de Cruces de Mayo infantiles de nuestro municipio. Para ello, el Grupo Joven de nuestra Hermandad preparó, junto con los niños de la misma, una Cruz inspirada en la temática que este año ha correspondido, “Las fuentes de Montilla”.

En esta ocasión, hemos querido rendir homenaje a la fuente que lleva por nombre la calle donde se encuentra situada la Capilla del Sagrado Descendimiento, plasmando en la misma la fuente “El Álamo”, datada del siglo XVI.

En la base de la Cruz, podemos apreciar la fuente y, a su aldedor, típicas cepas de nuestra Tierra.

Bajo el título “La Fuente del Álamo”, obtuvimos el tercer premio en categoría mayores de siete años, recibido por los niños con gran emoción y alegría.

Posterior al desfile procesional, nos esperaba en la caseta de la Hermandad una rica paella para reponer fuerzas y seguir disfrutando de la feria junto a familiares y amigos.

La Cruz permanecerá expuesta en los patios de las diferentes bodegas y lagares de Montilla durante el mes de mayo.

 

Horario estival de la Capilla

Desde ayer, viernes 4 de mayo, se establece el cambio de horario para el tiempo estival de apertura de la Capilla del Sagrado Descendimiento cada viernes de mes, siendo de 20.00 a 21.30 horas.

A las 21.00 horas, rezo del Santo Rosario en honor a María Santísima de la Encarnación.

Caseta Fiesta de la Cruz 2018

Montilla se viste de fiesta y nosotros, también.

Desde el próximo día 4 de Mayo, y hasta el domingo 6, la Hermandad del Sagrado Descendimiento te invita a vivir la Fiesta de la Cruz con la mejor compañía en su caseta.

Te esperamos en el local de la antigua chatarrería (junto a las atracciones de la feria). Ven y disfruta con tus amigos y familiares.

¡Disfruta de la Fiesta de la Cruz en la caseta de la Hermandad del Sagrado Descendimiento!

 

Veinticinco años de Sagrado Descendimiento en Montilla

Un cuarto de siglo ha pasado desde aquel día 17 de abril del año 1993. El ilusionante proyecto de un grupo de jóvenes cofrades de crear una Hermandad que trajera un aire fresco a la Semana Santa de Montilla, algo nuevo, diferente a todo lo que existía en nuestra ciudad, es hoy toda una realidad.

Poco a poco, con el paso del tiempo, ha ido marcando el propio estilo y personalidad que, actualmente, recoge nuestra Hermandad. El tener como meta final el culto al Santísimo Sacramento del Altar, el amor al prójimo y tender la mano a nuestro hermano necesitado son los pilares fundamentales de nuestra razón de ser como Cofradía.

En este año 2018 en el que nos encontramos inmersos, vivimos uno de los momentos históricos más importantes para la Corporación y, sin duda, de mayor relevancia. Veinticinco años de historia en los que los hermanos del Sagrado Descendimiento han acompañado siempre y, por tanto, es motivo de felicitación.  Veinticinco años al pie de la Cruz del Señor, vista desde los ojos de los enfermos y necesitados, mirando esa Cruz con los ojos de María Santísima de la Encarnación. Veinticinco años de Fe y Vida.

Éste es un año grande, un año intenso, de Aniversario. Que nuestro Señor Jesucristo en su Sagrado Descendimiento y María Santísima de la Encarnación nos protejan siempre y nos ayuden a participar con plenitud en este año tan especial para todos los que formamos parte de esta Hermandad.