María Santísima de la Encarnación

Nuestra Madre, es la segunda dolorosa tallada por nuestro imaginero Antonio Bernal.

Pilar fundamental para todos los hermanos del Sagrado Descendimiento,  la advocación de nuestra cotitular, viene relacionado con el templo de la Iglesia de la Encarnación de Montilla, en el cual, la Hermandad se funda.

Su onomástica se celebra el 25 de Marzo y fue bendecida el 26 de Marzo de 1995.

María es representada acompañada de San Juan, mirando el cuerpo de su Hijo que están descendiendo.

Imagen realizada en madera de cedro de candelero, vestida desde por primera vez por Fray Ricardo de Córdoba y desde su bendición por el artista pontanés, D. Javier Aguilar Cejas, quien lleva ocupando esta tarea más de 25 años.