Referencia Histórica

“Al comienzo de la primavera, no podía ser de otra manera, cuando nuestros sentidos se inundan de luz y color, cuando el aroma a azahar invade nuestras calles; como una tímida flor que se abre, para mostrar su belleza, nace en Montilla la Hermandad del Sagrado Descendimiento”

Fue un 17 de Abril de 1993, cuando bajo la tutela del Padre Don Juan María Valdés Sancho, y el acogimiento de los Padres Jesuitas, un grupo de jóvenes montillanos que tenían la necesidad de enriquecer y fortalecer su fe, constituyen la Hermandad del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo, Santo Nombre de Jesús, María Santísima de la Encarnación y San Juan de Ávila.

Su sede canónica se fija en la Iglesia de la Encarnación, hoy Basílica de San Juan de Ávila, recayendo el honor de ser su primer Hermano Mayor en Don José Antonio Carmona Morales, apoyado siempre con sus sabios consejos por el Padre Váldés, primer Consiliario, quedando el Viernes Santo por la tarde-noche como día elegido para realizar Estación de Penitencia.

El 11 de Febrero de 1994 se constituyen los primeros Estatutos de la Hermandad (AD EXPERIMENTUM) pero no es hasta el 28 de Abril de 1997 cuando se redactan los Estatutos definitivos, aprobados por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Francisco Javier Martínez Fernández, Obispo de Córdoba, el 22 de Junio del año 2000.

El majestuoso Misterio representa el descendimiento del Señor de la Cruz en el Monte del Calvario, contando con seis imágenes, todas ellas creadas de la gubia de D. Antonio Bernal Redondo, imaginero que en la actualidad es referente en la imaginería española.

 

La primera de las imágenes en realizarse es nuestro Titular, el Señor en su Sagrado Descendimiento, todo un reto para D. Antonio Bernal ya que fue el primer Cristo anatomizado completo que realizaba, siendo bendecido el 20 de Marzo de 1994.

 

Tras el Señor, vino la Titular de la casa, María Santísima de la Encarnación, que con su rostro maternal pronto llamó a la devoción y oración al pueblo montillano. Su bendición se realizó el 26 de Marzo de 1995 entre una multitud de hermanos y devotos que no podían dejar de admirar la belleza de los rasgos de su cara angelical.

 

El 2 de Diciembre del mismo año, es bendecida la imagen de San Juan Evangelista, y en el año 1996 se realizan las imágenes de los Santos Varones, José de Arimatea y Nicodemo.

 

La construcción del paso en madera es encargada a D. Juan Amador Casas en la localidad vecina de La Rambla.

Por fin un 5 de Abril del año 1996, tras una tarde de lluvia, como queriendo hacer un impasse en el tiempo, el cielo se abrió y la Hermandad del Sagrado Descendimiento pudo realizar su primera Estación de Penitencia.

 

En el año 1997 se encarga el tallado del Paso de Misterio y es de D. José Carlos Rubio Valverde, y es el elegido para su realización, quien con maestría y tesón supo plasmar el encargo realizado por la Junta de Gobierno. Es también este mismo año, el primero en que la Hermandad procesiona con el Misterio completo, ya que para la Semana Santa del año 1997, finaliza el encargo realizado a D. Antonio Bernal con la realización de la talla de la imagen de María Magdalena.

 

En el año 2002 se convocan elecciones para Hermano Mayor, siendo elegido para tal honor Don Miguel Ángel Sánchez Ruz y es en el año 2003 cuando se decide acometer otra de las fases de mayor complejidad en la creación del Paso de Misterio, su dorado. El Taller Nuestra Señora del Carmen del sevillano D. Manuel Verdugo es el encargado de realizar dicho trabajo, conocidas sus impresionantes obras en la Semana Santa sevillana. Esta labor es acometida en diversas etapas que están comprendidas entre el año 2003 y el 2006.

 

Pero el estreno del dorado del Paso tuvo que esperar, ya que en el año 2006, la Hermandad cambia de sede canónica, estableciéndose en la Ermita de San José, lo que impide que se pueda realizar Estación de Penitencia con el Paso de Misterio, debido a las reducidas dimensiones de la puerta de la Ermita. Ese año la Hermandad procesiona con sus Titulares en Vía Crucis por las calles del barrio de San José.

 

Durante los siguientes cuatro año la Hermandad volvería a realizar Estación de Penitencia desde su primera sede canónica, pero la situación que se vive en la Hermandad es muy complicada por las idas y venidas de un lugar a otro para poder procesionar el Viernes Santo. Por ello el 20 de Febrero de 2020 los hermanos del Sagrado Descendimiento deciden acometer el proyecto más ambicioso y complejo en la historia de la Hermandad, la construcción de una Capilla donde dar culto a sus Sagrados Titulares y poder realizar Estacion de Penitencia.

 

El 24 de Julio de 2009, Don Mariano César Merino tiene el honor de ser nombrado Hermano Mayor y de ser quien bajo su mandato se desarrolle el proyecto de creación de la Capilla del Sagrado Descendimiento.

 

El proceso de construcción de la Capilla se realiza en el corto plazo de 10 meses, gracias al esfuerzo de hermanos, devotos y al apoyo del Obispado de la Diócesis de Córdoba y del pueblo de Montilla, siendo bendecida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Demetrio Fernández González, Obispo de Cordoba, el 3 de Abril de 2011.

 

La Capilla del Sagrado Descendimiento es una construcción moderna, que consta de diferentes dependencias, para así cubrir las necesidades que tiene la Hermandad, quedando configurada por La Capilla, y las siguientes dependencias: coro, sacristía, aseo, sala de juntas, almacén, archivo y patio interior, todo distribuido en dos plantas.

 

Destacar dentro del templo además de las ya mencionadas imágenes del Misterio, el Sagrario ,realizado por el hermano D. Luis Ruz Portero y dorado por D. Manuel Verdugo, así como el Vía Crucis de carácter puramente montillano realizado por el artista, poeta y hermano del Sagrado Descendimiento D. Jaime Luque Luque.

 

Señalar como peculiaridad, el carácter móvil del Altar de la Capilla, lo que le otorga la funcionalidad necesaria para que los costaleros, con su buen hacer, puedan mover el paso de Misterio al centro del templo desde las dependencias interiores para poder realizar la Estación de Penitencia la tarde-noche del Viernes Santo.

 

En el año 2013 fue elegido como Hermano Mayor de la Hermandad nuestro hermano D. José Antonio Carmona Morales, quien fuera el primero en ostentar dicho cargo en la fundación de la Hermandad y en el año 2017 hasta la actualidad, D. Francisco José Méndez Hidalgo es el Hermano Mayor quien ha tenido el honor de presidir el XXV Aniversario Fundacional de la Hermandad, de la bendición de Nuestro Señor Jesucristo en su Sagrado Descendimiento y de María Santísima de la Encarnación.